De humanos y bacterias


Aunque son muchos los que piensan que los seres humanos somos la especie dominante, nada está más lejos de la realidad. De hecho, nuestra llegada al mundo en que vivimos es ridículamente reciente si se compara con la de las criaturas a las que realmente “pertenece” la Tierra.

Estamos, desde hace miles de millones de años, en la era de Archea, es decir, en el reinado de las bacterias. Ellas fueron las que, durante tres mil larguísimos millones de años, dominaron en solitario el planeta. Y lo siguen haciendo, a pesar de que en la actualidad existe una gran variedad de “organismos complejos” (como nosotros), que parecen (pero sólo parecen) ejercer el control.

No olvidemos que los primeros organismos pluricelulares (constituidos por más de una célula) “sólo” llevan aquí menos de la tercera parte del tiempo que hace que las bacterias existen. Ellas, y no nosotros, llenan todos y cada uno de los ecosistemas, tanto marinos como terrestres, y viven además en lugares donde nadie más podría hacerlo.

Nosotros, los humanos, apenas si llevamos un par de millones de años aquí, un simple pestañeo comparado con el tiempo interminable de existencia de las bacterias. Y está aún por ver si unos seres tan frágiles y delicados como nosotros, que sólo logramos prosperar en un estrecho margen de condiciones, seremos capaces, o no, de sobrevivir a alguno de los radicales cambios a escala planetaria que de vez en cuendo se producen sobre la Tierra.

Las bacterias son capaces de sobrevivir en cualquier parte: desde las profundidades abisales de los océanos hasta en la mismísima estratosfera, donde la atmósfera terrestre limita con el espacio exterior. Hay bacterias a centenares de metros bajo los hielos polares, a kilómetros de profundidad bajo la corteza terrestre, en las chimeneas volcánicas… Billones de ellas prosperan en lugares en los que nosotros no duraríamos ni un solo día. Cuando nosotros desaparezcamos, ellas seguirán estando ahí.

Es más, los seres humanos alojamos dentro de nuestro cuerpo más de 100 billones de bacterias, que en conjunto forman un “órgano extra” conocido como flora microbiana, microflora o microbiota. De hecho, el número de bacterias en nuestro cuerpo es diez veces mayor que el de células humanas (aunque ocupan mucho menos volumen porque su tamaño es mucho menor). Esta sorprendente desproporción ha llevado a algunos científicos a afirmar que “somos más bacterias que humanos”.

¿Organismos inferiores? ¿Organismos superiores? ¿Quién es quién?

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Biología

5 Respuestas a “De humanos y bacterias

  1. fausto santos

    Seguimos siendo nosotros, aunque no fundadores, los superiores. Somos los unicos seres con raciocinio en el planeta, cualidad que nos da el poder de autoaniquilar la humanidad y hasta emigrar del planeta. Las bacterias, por mas extremofilas que sean, seguiran siendo eso, aves de corral. Sujetas a un codigo o programa natural. En cambio, nosotros, si nos lo proponemos llegariamos a exterminarlas aunque para ello tubieramos que esfumar el planeta. Potencialmente NO EXISTE nada, absolutamente nada, mas poderoso que el hombre, sobre la faz de la tierra…

  2. Personalmente me gusta pensar la superioridad como una responsabilidad hacia la vida antes que como un derecho de muerte. Ser superior no debe significar poder matar cuando quiera y como quiera. Tu comentario trata varios puntos interesantes y sobre los que me gustaría hablar, pero realmente se me haría una respuesta bastante larga si quiero que se me entienda bien lo que quiero decir. Una pena porque estos son asuntos interesantes. Me limitaré a decir (aparte de lo dicho sobre la superioridad) que, en el fondo, todos los ‘seres superiores’ somos parásitos de los árboles (por más que lo intente, nunca consigo hacer la fotosíntesis, jeje) y que si bien podemos cortar todos los árboles del mundo eso no parece implicar necesariamente raciocinio.
    Gracias por tu comentario fausto, si quieres tratar estos temas más extensamente no dudes en pedirme email e intercambiamos ideas.
    Saludos!

    • fausto santos

      Dr. McCoy, es de mucha gratitud para mi la atencion que me dispensa. Muchas gracias. Soy apasionado de los temas esotericos. Lo lamentable es tener que quedarme mas en lo filosofico que en lo pragmatico. Ud. es un cientifico y yo, tal vez, un soñador… Sus articulos los leo con avidez., porque vivo escudriñando de que modo dejare algun legado a la humanidad y este debe ser en lo trascedental. Admiro a Car Sagan, a ud, a los precursores del Gran Colisionador de Adrones, a los ideologos del Espectrometro Magnetico Alfa. Loor a ellos y a todos los que no queremos morir sin acercar la humanidad un poco mas al Dios -o la razon- de todo lo existente.

    • fausto santos

      Con mucho agrado, espero su email. Gracias.

  3. JACINTO ALFREDO ZAMBRANO FAÑCONES

    PARA MI EL ABARCAR TEMAS SOBRE LA RELACION : DIOS , EL UNIVERSO Y EL HOMBRE ES ALGO QUE ES PROFUNDO Y EXTREMADAMENTE CADA VEZ MAS INTERESANTE QUE ENTRE MAS APRENDO ME DOY CUENTA QUE MENOS SE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s