Vuelve a oírse el misterioso “sonido de la Tierra”


El pequeño pueblo de Woodland, en el británico condado de Durham, lleva dos meses sin poder conciliar el sueño por culpa de un extraño y grave zumbido que, cada noche, invade durante horas las desiertas calles de esta localidad agrícola. “En ciertas zonas de la casa se puede escuchar más fuerte. Viene, definitivamente, de fuera, está en el aire, por todas partes, como un ruido de fondo que vibra a través de los muros de la casa”, relataron los vecinos al Daily Telegraph. Pero ellos no son los únicos que lo han oído.No es la primera vez que sucede algo similar. Sonidos parecidos llevan registrándose desde hace décadas en numerosas localidades de Estados Unidos y el Norte de Europa, aunque también han llegado a Nueva Zelanda. Bristol, Auckland, Zurich…Taos, el más famoso de todos (al que corresponde el vídeo de más abajo) llamó la atención de una forma especial a mediados de los noventa. Tras varios años de quejas vecinales, numerosos investigadores acudieron a esa localidad de Nuevo México. Nadie, sin embargo, logró averiguar la procedencia del extraño y molesto sonido.

La Ciencia no ha logrado aún dar una explicación satisfactoria a estos sonidos misteriosos. En 2005, y después de años de frustradas investigaciones, se determinó que en Taos se había producido una extraña patología colectiva que afecta a un músculo que endurece el tímpano (¡bravo!).

Otras investigaciones parten de la base de que se trata de sonidos de tipo geológico, provocados por los movimientos tectónicos o por los desplazamientos del magma que hay bajo la fina corteza terrestre. Sin embargo, no existe aún nada concluyente al respecto, y la hipótesis no ha podido ser probada. En 1998, la Ciencia demostró que, aunque no podamos oírlo, la Tierra emite constantemente un ligero zumbido de baja frecuencia. Y es posible, aunque sólo posible, que ese zumbido constante aumente a veces su intensidad hasta hacerse audible por el ser humano. Durante años, se pensó que ese zumbido estaba causado, como se ha dicho, por movimientos geológicos. O incluso por turbulencias atmosféricas.

Pero en 2009 se averiguó que ese zumbido de fondo terrestre se debe a la colisión de grandes olas oceánicas contra los fondos marinos. Y no en todas partes, sino principlamente en las costas de Norteamérica que se asoman al Océano Pacífico. Parece ser que el zumbido de Woodland (igual que los de Taos, Bristol o Zurich) no pueden achacarse a esta clase de vibraciones producidas por olas oceánicas. Y su origen sigue siendo aún un misterio, amigos.

Recomiendo un capítulo de Expediente X llamado “Conduzca” (sexta temporada), donde se trata el asunto. ¿Es la naturaleza la causante de este sonido, o es el ser humano? Recordad, la Verdad está ahí fuera.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Conspiranoide

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s